OpenAI usó 1 millón de horas de videos de YouTube para entrenar su IA

Anuncios

OpenAI, la empresa líder en inteligencia artificial (IA) fundada por destacados empresarios y científicos como Elon Musk y Sam Altman, se encuentra en el centro de una controversia debido a recientes informes sobre el entrenamiento de su modelo GPT-4.

Según The New York Times, OpenAI habría transcrito más de un millón de horas de videos de YouTube para entrenar GPT-4, lo que podría constituir una violación de las políticas de la plataforma de videos.

La serie de modelos GPT de OpenAI ha cambiado la forma en que interactuamos con la IA, especialmente con el lanzamiento de ChatGPT en noviembre de 2022.

Este chatbot, basado en el modelo GPT-3.5, ha cautivado a millones de usuarios gracias a su capacidad para mantener conversaciones coherentes y generar respuestas similares a las humanas sobre una amplia variedad de temas.

En marzo de 2023, OpenAI dio un paso más allá con el lanzamiento de GPT-4, que presenta mejoras significativas en términos de capacidad y rendimiento, incluyendo la capacidad de procesar texto, imágenes y video. Sin embargo, la reciente polémica sobre el uso de videos de YouTube para su entrenamiento ha generado preocupaciones sobre la ética y la legalidad de estas prácticas.

Según el informe de The New York Times, miembros del equipo de OpenAI, incluyendo al presidente Greg Brockman, habrían ayudado personalmente a recopilar los videos de YouTube utilizados para entrenar GPT-4. La empresa habría empleado su software de transcripción de IA llamado Whisper para obtener más datos de entrenamiento.

Este informe surge apenas días después de que el CEO de YouTube, Neal Mohan, afirmara en una entrevista con Bloomberg que transcribir videos de YouTube para el entrenamiento de IA sería una “clara violación” de las políticas de la plataforma. Mohan enfatizó que los creadores de contenido tienen ciertas expectativas cuando suben su trabajo a YouTube, y que los términos de servicio no permiten la descarga de transcripciones o fragmentos de video.

Anuncios


Las implicaciones de este informe podrían ser significativas para la batalla en curso entre OpenAI y Google en el desarrollo de IA generativa. Si se confirma que OpenAI utilizó contenido de YouTube para mejorar ChatGPT, es probable que Google tome medidas al respecto.

Además, esta polémica se suma a otros desafíos legales que enfrenta OpenAI, como la demanda presentada por varios autores y editoriales por el uso de obras protegidas por derechos de autor para entrenar sus modelos de IA.

¿Quieres saber más? Únete a los canales oficiales de Facialix:



A medida que OpenAI y otras empresas continúan impulsando los límites de la IA, es crucial que se aborden los desafíos éticos y legales que surgen, garantizando un uso responsable y transparente de estas poderosas herramientas.

Fuente:  The New York Times 

Julio Del Angel
Julio Del Angel

Información sobre cursos, becas, programas, tutoriales, lo que encuentre.

Artículos: 2876

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *