La universidad de Harvard te comparte 10 tips para hablar en público como un experto

Anuncios

Hablar en público es una habilidad que puede resultar desafiante para muchas personas. La idea de pararse frente a una audiencia y transmitir un mensaje puede generar nerviosismo y ansiedad.

Sin embargo, existen estrategias efectivas que pueden ayudarte a superar estos temores y mejorar tu desempeño al hablar en público.

Harvard, una de las universidades más reconocidas del mundo, comparte valiosos consejos para aquellos que desean mejorar sus habilidades de hablar en público.

Estos consejos han sido recopilados para ayudarte a reducir la ansiedad, desmitificar la experiencia y lograr un discurso memorable.

A continuación, se presentan los 10 consejos de Harvard para hablar en público:

La ansiedad es normal. ¡Practica y prepárate!

Es normal sentir nervios antes de hablar en público. En lugar de asociar estos sentimientos con un mal desempeño, comprende que algunos nervios son buenos.

La adrenalina que generan puede hacerte sentir más alerta y listo para dar lo mejor de ti. La clave para superar la ansiedad es la preparación.

Dedica tiempo a repasar tus notas varias veces y practica mucho. Puedes grabarte en video o pedirle a un amigo que evalúe tu desempeño.

Conoce a tu audiencia. Tu discurso se trata de ellos, no de ti.

Antes de comenzar a elaborar tu mensaje, considera a quién va dirigido. Aprende tanto como puedas sobre tus oyentes.

Esto te ayudará a determinar tus elecciones de palabras, nivel de información, estructura organizativa y declaración motivacional.

Organiza tu material de la manera más efectiva para alcanzar tu propósito.

Crea un marco para tu discurso. Anota el tema, el propósito general, el propósito específico, la idea central y los puntos principales.

Asegúrate de captar la atención de la audiencia en los primeros 30 segundos.

Observa las reacciones y adáptate a ellas. Mantén el enfoque en la audiencia.

Observa sus reacciones, ajusta tu mensaje y sé flexible. Entregar un discurso prefabricado garantizará que pierdas la atención o confundas incluso a los oyentes más devotos.

Permite que tu personalidad se refleje.

Sé tú mismo, no te conviertas en una persona hablante impersonal en cualquier tipo de comunicación.

Anuncios


Establecerás una mejor credibilidad si tu personalidad brilla y tu audiencia confiará en lo que tienes que decir si te ven como una persona real.

Utiliza el humor, cuenta historias y emplea un lenguaje efectivo.

Incorpora una anécdota divertida en tu presentación y, seguramente, captarás la atención de tu audiencia.

Por lo general, a las audiencias les gusta el toque personal en un discurso, y una historia puede proporcionar precisamente eso.

No leas a menos que sea necesario. Trabaja desde un esquema.

Leer de un guion o de diapositivas rompe la conexión interpersonal. Al mantener contacto visual con la audiencia, mantienes el enfoque en ti mismo y en tu mensaje.

Un breve esquema puede servir para refrescar tu memoria y mantener el rumbo.

Utiliza tu voz y tus manos de manera efectiva. Evita los gestos nerviosos.

La comunicación no verbal transmite la mayor parte del mensaje. Una buena expresión oral no llama la atención sobre sí misma, sino que transmite las ideas del orador de manera clara y sin distracciones.

Capta la atención al comienzo y cierra con un final impactante.

¿Disfrutas escuchar un discurso que comienza con “Hoy voy a hablarles sobre X”? La mayoría de las personas no. En su lugar, utiliza una estadística impactante, una anécdota interesante o una cita concisa.

Concluye tu discurso con un resumen y una declaración sólida que tu audiencia seguramente recordará.

Utiliza ayudas audiovisuales de manera inteligente.

El uso excesivo de ayudas audiovisuales puede interrumpir la conexión directa con la audiencia, por lo que úsalas con moderación. Deben mejorar o aclarar tu contenido, o captar y mantener la atención de la audiencia.

Si bien la práctica no garantiza la perfección, una buena comunicación nunca es perfecta, y nadie espera que lo seas.

¿Quieres saber más? Únete al canal oficial de Facialix.


Sin embargo, dedicar el tiempo necesario para prepararte te ayudará a brindar un mejor discurso. Es posible que no puedas eliminar por completo tus nervios, pero puedes aprender a minimizarlos.

Fuente: Harvard.

Julio Del Angel
Julio Del Angel

Información sobre cursos, becas, programas, tutoriales, lo que encuentre.

Artículos: 2855

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *